Noticias Artículos Periodísticos LOS INGENIEROS NAVALES DEL ESTADO DISCRIMINADOS DENTRO DEL COLECTIVO DE INGENIEROS DEL MINISTERIO DE FOMENTO.

LOS INGENIEROS NAVALES DEL ESTADO DISCRIMINADOS DENTRO DEL COLECTIVO DE INGENIEROS DEL MINISTERIO DE FOMENTO.

Son los únicos profesionales titulados en Ingeniería Superior que ingresan en el Ministerio de Fomento con nivel inferior al 26

 

Las emergencias y accidentes marítimos tienen una gran trascendencia humana, medioambiental y material, correspondiendo a la Administración Marítima dependiente del Ministerio de Fomento y formada por la Dirección General de la Marina Mercante, las Capitanías Marítimas y la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (SASEMAR), su prevención y la minimización de sus consecuencias si finalmente tienen lugar. 

 

La sociedad española es muy consciente de ello, todos tenemos en mente gravísimas emergencias y accidentes con graves consecuencias medioambientales, pérdida de vidas y siempre con la necesidad de invertir ingentes cantidades de dinero para su procurar su remedio.

Es cierto que en los últimos años, la Administración Marítima, se ha dotado de numerosos, potentes y costosos medios materiales para afrontarlos, pero los responsables del Ministerio de Fomento (MF) y en general el Gobierno, parecen haber olvidado que el primer objetivo de la Administración Marítima es la prevención, porque la emergencia o el accidente mejor resuelto es aquel que no se llega a dar.

Y en la prevención o para la prevención, hacen falta profesionales cualificados con los conocimientos suficientes y con el reconocimiento y autoridad suficientes  para poder aplicar sus criterios. Entre ellos se encuentran los Ingenieros Navales al servicio del Estado, integrados en el Cuerpo de Ingenieros Navales Civiles, entre cuyas principales funciones figuran la revisión de los proyectos de construcción y transformación, el seguimiento y supervisión de los procesos de construcción y transformación, el seguimiento y supervisión de todas las actividades inspectoras relativas a la estructura, estabilidad del buque y de las maquinas marinas y un largo etc.
 

 

Desgraciadamente esto no es así.

 

La Administración General del Estado, clasifica a sus funcionarios de carrera en distintos niveles. Los Ingenieros Navales que acceden por oposición a la Administración General del Estado, y que se integran en el Cuerpo de Ingenieros Navales Civiles, son los únicos profesionales titulados en Ingeniería Superior que ingresan en el Ministerio de Fomento con nivel inferior al 26, y ello a pesar de demostrar su capacidad y aptitud con pruebas selectivas de similar extensión y dificultad que las de otros profesionales titulados en Ingeniería Superior al servicio del mismo Departamento Ministerial.

 

Esta situación injustificada, abiertamente  ilegal y discriminatoria, está suponiendo la descapitalización técnica y humana del Cuerpo de Ingenieros Navales Civiles, y en consecuencia de la Administración Marítima, con  la consiguiente pérdida de eficacia en el cumplimiento del principio legal de salvaguardar la vida humana en la mar, la prevención de la contaminación y la protección del medio ambiente marino.

 

Lo anteriormente manifestado viene siendo expuesto a los responsables del MF y reiterado recientemente, tras enviar sendas cartas a la Directora General de la Función Pública y al Subsecretario del Ministerio de Fomento, solicitando el nivel 26 para los  Ingenieros Navales que todavía se encuentran en esta incomprensible situación, algunos por más de veinte años de ejercicio,  junto con el reconocimiento de dicho nivel para las futuras incorporaciones, habiendo recibido como respuesta no poder materializar la propuesta, debido al contexto económico del momento, cuando no se escatiman esfuerzos económicos en operaciones de dudosa aproximación como las del pesquero Oleg Naydenov naufragado en aguas canarias.

 

A pesar de que se trata de una situación ilegal, la cual no puede depender de ningún marco presupuestario para su corrección, AINAVAL decidió que, antes de emprender otras acciones, era necesario asegurarse que quienes tienen poder de decisión tuviesen toda la información necesaria, para poder actuar en consecuencia, aportando un completo dosier que mostraba de forma clara y objetiva el agravio que este colectivo está sufriendo y una vez preparado, fue entregado en mano al Subsecretario de Fomento, en quien la Ministra delegó su representación, en una reciente reunión llevada a cabo en los primeros días del mes de septiembre

 

Ante la falta de respuesta por parte del Ministerio de Hacienda y Administracciones Públicas, a pesar del apoyo recibido por parte del Subsecretario de Fomento, AINAVAL está elaborando un calendario de acciones a desarrollar, empezando por la publicidad en los medios de comunicación, para proseguir con acciones legales.

 

La Asociación de Ingenieros Navales del Estado (AINAVAL) agrupa a los ingenieros navales que por oposición  pertenecen al Cuerpo de Ingenieros Navales Civiles del Estado para prestar un mejor servicio a la sociedad y defender sus intereses y prestigio profesional.